A- A A+

10 consejos para ser un ciudadano constructor de paz

10 consejos para ser un ciudadano constructor de paz

En el Día Internacional por la Paz, conozca 10 prácticas sencillas con las que puede aportar desde sus acciones diarias a generar las transformaciones que la ciudad y el país necesitan para ser una sociedad más pacífica.

Si bien no existe una receta única e infalible para construir la paz, sí hay una serie de actitudes y comportamientos con los que, a través de las acciones cotidianas, todos los ciudadanos podemos poner un granito de arena al gran propósito de la paz y mejorar así la convivencia diaria en los colegios, universidades, lugares de trabajo y en todos los escenarios.

Usted también puede aportar. Aquí le contamos cómo hacerlo:

1. Respete la vida en todas sus formas y rechace las diferentes expresiones de violencia, así como las justificaciones que intentan legitimarla.

2. Piense bien de los demás. A la hora de interactuar con otros, tenga presente que la percepción positiva que tiene de sí mismo puede extenderla a quienes lo rodean. De esta forma, podrá confiar en el otro y generar confianza hacia usted.

3. Transforme el lenguaje de la guerra. Para lograrlo, reemplace las palabras que contribuyen al odio y la venganza por expresiones de esperanza y otros pensamientos positivos.

Conozca: “El lenguaje de la guerra debe transformarse en valores de paz”, Mockus

4. Reconozca por qué existen y para qué sirven las normas. Sólo así entenderá la importancia de respetarlas para vivir en comunidad.

5. Establezca con su familia, compañeros de estudio y trabajo y amigos acuerdos claros, libres, voluntarios y sinceros, que le permitan fortalecer sus lazos y evitar posibles conflictos. En caso de incumplir un compromiso, repárelo a través de algún gesto que permita restablecer la confianza y promueva la reconciliación.

6. Ante una situación de conflicto, propóngase conocer y entender las motivaciones e intereses del otro. Mediante el diálogo, busque alternativas creativas para transformarla en una oportunidad de aprendizaje.

7. Practique la empatía. Sea generoso, considerado y cuide del otro, preocupándose por su bienestar.

8. Reconozca y respete la diversidad en todas sus dimensiones. Colombia es un país pluriétnico y multicultural que debemos celebrar.

9. Sea tolerante ante las diferencias. No trate de imponer sus puntos de vista, costumbres o proyectos desconociendo las identidades, intereses y visiones del mundo de los demás.

10. Participe activamente en distintos escenarios comunitarios y sociales. La participación es el camino por el cual todos los ciudadanos podemos incidir en nuestro entorno y generar procesos colectivos en busca del bien común, que fomenten la confianza y la cooperación.

Para promover estas y otras buenas prácticas, Bogotá adelanta la implementación de la Cátedra de Paz con enfoque de cultura ciudadana, una apuesta del gobierno de Enrique Peñalosa para afianzar valores compartidos, como el respeto, el reconocimiento de la diversidad, la autorregulación y la resolución pacífica de los conflictos en los colegios de la ciudad.

Porque en Bogotá, ¡todos somos constructores de paz! En el día a día y desde cualquier escenario, estas recomendaciones le permitirán apropiarse de este propósito, hacer las paces con los demás y contribuir a mejorar la convivencia ciudadana.

Lea también: Con cultura ciudadana, Bogotá construye paz desde las aulas

Asesoría: Equipo Cátedra de Paz con enfoque de cultura ciudadana – Secretaría de Educación del Distrito.

Porque una ciudad educadora es una Bogotá mejor para todos.